Normativa

El Decreto 160/1994 de 19 de abril sobre derechos y deberes de los alumnos de los centros docentes no universitarios de la Comunidad Autónoma del País Vasco establece, en su artículo 21, la obligación de todos los alumnos de asistir a clase. No obstante, se permiten 15 faltas de asistencia sin justificar y un máximo de 15 faltas justificadas. Superado este tope, el alumno pierde la oficialidad, lo que supone perder el derecho a asistencia a clase y la prioridad para matrícularse como alumno oficial al curso siguiente. Sin embargo, en ningún caso pierde su derecho a examen.

  • La justificación de las faltas de asistencia del alumnado mayor de edad deberá ser realizada por ese mismo alumnado mediante la presentación de documentos justificativos similares a los exigibles en cualquier relación laboral.
  • La justificación de las faltas de asistencia del alumnado menor de edad deberá ser realizada por sus padres o tutores. En caso de que se considere que algún padre o tutor realiza una justificación reiterada e indiscriminada de las faltas de asistencia de algún alumno o alumna, el Jefe de Estudios podrá exigir la presentación de otro tipo de documentos justificativos.
  • Si la ausencia es prevista, deberá justificarla ante su profesor antes de que se produzca. Si es imprevista (enfermedad, accidente, etc.) deberá hacerlo en cuanto se reincorpore a clase, también ante su profesor.

Se publicará en el tablón de anuncios de la Escuela la relación de los alumnos que lleguen a la mitad de las faltas de asistencia sin justificar. Cuando un alumno llegue al total de faltas permitido, la Escuela le enviará una carta comunicándole la "pérdida de oficialidad". 

Una vez recibida la carta del centro notificando que han llegado al total de faltas de asistencia y la perdida de oficialidad, no se aceptarán justificantes.